Como preparar un diseño para una gigantografía

Existen muchos factores a la hora de comenzar la producción de una gigantografía, una de las partes más delicadas se encuentran en la pre-producción o en el diseño del material publicitario.

En ocasiones las empresas envían las artes con algunas características que no se adecuan para una impresión de un banner o vinil, en muchos casos el problema se encuentra directamente en el manejo del Tamaño del Archivo, La Fotografía y Los colores.

Para preparar un diseño para un nivel de Gigantografía, se debe tomar las siguientes observaciones:

  • Para el diseño de una gigantografía, se debe considerar el trabajo creativo a 300 dpi al 10 % del tamaño real, por decir un ejemplo: para un banner o vinil de 3.00 MTS x 4.00 MTS se debe trabajar a 30 cm x 40 cm del diseño.
  • En caso de las Fotos, muchos se basan en trabajar fotografías en tomas de cámaras menores a 10 Mpx; otras veces se realizan compras de bancos de imagen de menor tamaño o se trabajan con las fotos de las impresiones offset.
  • Para Tal caso antes debemos seleccionar dichas imágenes si están óptimas para nuestro trabajo, las mismas que debemos visualizar en el programa PHOTOSHOP para hacer una prueba de descarte de la Resolución de las imágenes; La Prueba de descarte consiste que en poner la imagen al tamaño real, es decir a un 100% de la vista del diseño, si la imagen sufre una gran alteración o pixeles Altos a 40% a un tamaño de Peso de 100 dpi, entonces la foto se descarta, dado que el trabajo de retoque a lo mucho puede cubrir un mínimo esos pixeles.
  • La Foto optima, puede trabajarse en 300 dpi a un 10% de la medida que integra el diseño. (NUNCA TRABAJAR CON IMÁGENES DE INTERNET PORQUE SON DE MUY BAJA Y PESIMA RESOLUCION PARA EL CASO DE LAS GIGANTOGRAFIAS).
  • Todo color de diseño debe presentar el formato CMYK, al empezar el arte hasta al final del mismo, Porque el formato RGB ante los cambios y tras cambios del diseño de las fotos, los fondos y las combinación de programas que alternan para exportación de imágenes o archivos, este ultimo puede variar mucho los colores, aunque se haya aplicado el formato CMYK al final del proceso, este no asegura la calidad de colores del arte final.
  • Siempre debe solicitar una prueba de color. Cada máquina tiene un diferente registro de configuración y no es lo mismo que los colores offset.

En importante Solicitar asistencia con sus proveedores publicitarios, para conocer más de las características de los procesos de impresión.

Agregue un comentario